Si el dios griego Dioniso, cosa poco probable, se decidiera a participar en una carrera, seguro que elegiría la WineRun de Lanzarote.

El pasado domingo 15 de junio (coincidiendo con la emisión de Paralelo20) se celebró la VI edición de esta carrera que aúna deporte, gastronomía, vino y paisajes espectaculares.

Hay tres modalidades pensadas para winerunners de todos los niveles: carrera larga de 23,6km, carrera corta de 10km y trekking. Hasta aquí todo normal, pero no estamos ante carrera convencional ¿Qué hace de la WineRun una experiencia única?

En primer lugar, el paraje por el que discurre. La Geria es una zona volcánica en la que se cultivan viñedos desde el siglo XVIII de una forma muy peculiar, las vides se plantan en hoyos de más de 2 metros de profundidad y rodeados de un pequeño muro de piedras para protegerlas del viento. Para preservar la belleza natural de este enclave, parte de lo recaudado con las inscripciones se destina al proyecto Salvar La Geria.

Pero lo que sin duda convierte a la WineRun en una carrera diferente es la recompensa al llegar a meta. Corredores y acompañantes tienen la oportunidad de degustar los excelentes caldos de la Denominación de Origen de Lanzarote con los que regar los productos típicos de la tierra que se sirven en el Traditional Cuisine Festival celebrado durante todo el fin de semana.
Con este fin de fiesta se despide la carrera del vino… ¡Sólo hasta el año que viene! ¿Algún oyente o colaborador de Paralelo20 se convertirá en winerunner en 2015? 😉